Las mejores formas de mejorar tu inmunidad frente a los virus

- Posted by Author: user in Category: Blog | 4 min read

Todos somos muy conscientes de lo importante que es tener un sistema inmune fuerte. Pero muchas personas solo se acuerdan del sistema protector del cuerpo cuando hay una amenaza para la salud. La pandemia de coronavirus ha recordado a la humanidad que descuidar el apoyo a la inmunidad es potencialmente mortal.

El sistema inmune humano actúa como una línea protectora que protege al cuerpo de los ataques de microorganismos peligrosos. Las células inmunes cumplen con numerosas funciones. No solo destruyen los microbios, sino también nuestras propias células. El sistema inmune no tiene una localización específica: sus integrantes están dispersos por todo el cuerpo. Este complejo sistema de defensa es constantemente atacado, por lo tanto, necesita un apoyo y fortalecimiento constantes.

¿Por qué hay que fortalecer el sistema inmune?

El mundo actual ha llenado la vida humana de multitud de factores que afectan negativamente a la inmunidad, y como resultado, a la salud.

Aquí hay algunos factores clave que debilitan la resistencia del cuerpo a las enfermedades:

  • Dieta inadecuada: falta de dieta, comida rápida, falta de frutas y verduras);
  • Cargas no naturales: sobrecarga o falta de ejercicio);
  • Sueño poco saludable;
  • Malos hábitos: fumar, alcohol, sustancias prohibidas;
  • Contaminación: gases contaminantes en las ciudades, agua de baja calidad, desperdicios de producción.

Si su cuerpo está expuesto al menos a uno de estos factores, entonces debe tomar medidas para fortalecer su sistema inmune.

Cómo mejorar la inmunidad: las formas más efectivas

Un correcto trabajo del cuerpo requiere respetar unos biorritmos adecuados. Un sueño profundo y de calidad ayuda a resolver este problema. El sistema inmunitario adora la hormona melatonina, la cuál es producida durante el sueño. Comprobar las publicaciones nuevas en las redes sociales no ayuda a la producción de estos útiles compuestos químicos . Además, si tiene encendidos la luz o el televisor en su habitación, su organismo no recibirá esa hormona que tanto necesita.

El ejercicio le permite crear un equilibrio entre actividad y relajación. Este ayuda a activar los procesos metabólicos y la producción de hormonas necesarias.

Una nutrición adecuada ocupa un lugar importante en la formación de unas barreras protectoras fuertes en el cuerpo. Todo el mundo debería intentar seguir un estricto horario de comidas. Una alimentación adecuada es igualmente importante. Aquí puede ver algunos productos que tienen una amplia gama de sustancias beneficiosas para la inmunidad:

  • Productos lácteos. No abuse de los dulces de leche. La leche entera no siempre es buena para personas mayores de 30 años. Lo más importante son productos lácteos de alta calidad.
  • Frutos secos. Distintos tipos de frutos secos le ayudarán a reponer proteínas y omega-3. Algunas variedades tienen grandes reservas de potasio, magnesio y fósforo.
  • Cítricos. Estos son suministradores inagotables de vitamina C. No son la panacea para todas las enfermedades, pero sientan las bases para la formación de un sistema inmune fuerte.

Para simplificar el proceso de ingesta de la cantidad necesaria de vitaminas y nutrientes que el cuerpo necesita, se pueden ingerir distintos complejos de vitaminas y minerales. Para elegirlos, debe saber qué vitaminas y minerales son más importantes para los sistemas de defensa del organismo.

¿Qué suplementos elegir para mejorar la inmunidad?

Hay una amplia gama de suplementos dietéticos con distintas sustancias útiles en farmacias y en Internet. Para no equivocarse al realizar su elección, debe buscar suplementos que contengan vitaminas y minerales como:

  • Vitamina C. Necesaria para los leucocitos fagocíticos (con capacidad para destruir organismos extraños), así como para la reproducción normal y la diferenciación de las células del sistema inmune.
  • Vitaminas del grupo B (B1, B2, B5, B6, B9, B12). Las cuales juegan un papel importante en el mantenimiento de la actividad de las células del sistema inmune y la síntesis de anticuerpos, siendo también necesarias para la absorción de otras vitaminas y sustancias biológicamente activas en el intestino.
  • Vitamina A. Desempeña un importante papel en la protección del cuerpo frente a virus patógenos, fortalece las membranas mucosas, mejorando la función protectora.
  • Vitamina E. Tiene un importante efecto antioxidante y radioprotector, participa en la biosíntesis hemo y de proteínas.
  • Para el normal funcionamiento del sistema inmune, el cuerpo necesita una cantidad suficiente de cromo, zinc, molibdeno, manganeso y selenio.

Es imposible crear una píldora que cure todas las enfermedades. Del mismo modo, no hay suplementos que contengan la gama completa de vitaminas y minerales. Por tanto, debe buscar soluciones con un buen equilibrio de sus componentes. Por ejemplo, el fabricante británico Swiss Research Labs has desarrollado pastillas de Zinc, que contienen 4 sustancias inmunes: zinc y vitaminas C, A y E. Este es un buen ejemplo de un suplemento universal para la inmunidad, el cuál aumenta las posibilidades del cuerpo a la hora de combatir los virus.